Los sabios de la Liga del no descenso

Por IGNACIO SUÁREZ

¿Qué pensaríamos de la historia de un hijo que de pronto decide desconocer y abandonar a sus padres, a sus raíces porque estos son pobres, porque le dan vergüenza, porque este hijo quiere ser rico, grande, poderoso y juntarse sólo con gente de alcurnia?

Valga la metáfora para explicar el fondo de la idea de evitar el ascenso y descenso en el futbol mexicano. A la mayoría de equipos que integran el Comité de Desarrollo del futbol de ‘Doña Fede’ se les olvidaron sus orígenes, en dónde nacieron y cómo llegaron a donde están ahora. Los Xolos lograron el ascenso en 2011; Pumas en 1962; Pachuca consiguió regresar en tres ocasiones de la división inferior, la última en 1997; el Atlas de Salinas Pliego también tres veces.  Tigres del Ingeniero Rodríguez ascendió en 1997. Morelia en 1981; Toluca en 1954; Monterrey en 1960. 

Todos estos equipos son lo que son ahora porque, o bien ascendieron o lograron regresar de la división inferior. América y Guadalajara, que siempre estuvieron en el Máximo Circuito, y Santos Laguna que compró franquicia, son las excepciones a la regla. Los dueños de TODOS estos equipos forman el Comité de Desarrollo Deportivo de la Liga MX.

Encabezados por la iniciativa del siempre ‘talentoso’ Gustavo Guzmán de TV Azteca, buscan desde hace mucho tiempo tirar la escalera por la que un día ellos subieron y se consolidaron ¿Por qué? La respuesta políticamente correcta, aunque yo le llamaría coartada, es el decir que sería: “una decisión buscando mejorar el futbol”.

¿Con suspender el ascenso y descenso cuatro años se logrará mejorar nuestra liga?  La verdad se oye muy bonito, pero suena más falso que la promesa de un político en campaña. Ellos pretendían quitar la ‘primaria’, ‘secundaria’ y ‘preparatoria’; solo sobrevivirán los de la Universidad. No quieren más egresados, porque estorban, no son ricos y por ende no son negocio. Que los jodidos hagan su Liguilla molera, que al final los ricos les darán una ‘lanita’ para que compren uniformes nuevos; también les darán un trofeo reluciente y con suerte hasta unas chelas a los que queden campeones.

Se olvidan que el futbol, además de ser un negocio, tiene vínculos sociales de identidad, de arraigo, de inspiración y aspiración. En México el negocio y el dinero está en el Máximo circuito, no en las divisiones inferiores. En estas últimas NO hay dinero, quizá tampoco una gran calidad, pero juegan un factor social mucho más importante que los ‘ricos’ de la Liga MX.

Para los jóvenes de un pequeño poblado, jugar en su equipo de Tercera o Segunda División es cumplir su sueño de ser jugador profesional, eso los motiva, los acerca al deporte y los aleja de otras tentaciones. Son los Messi, los Cristianos de su municipio, de su Estado, son héroes locales. Cierto, no se rescatan a todos, pero se rescatan miles de jóvenes. Ellos antes de pensar en América o Chivas, quieren ser los mejores de su pueblo y de ahí simplemente volar.

No nos confundamos, el aficionado de Oaxaca, de Sonora, de Tapachula, de Culiacán, de Tampico, etc. NO es estúpido. Claro que sueña con ver a su equipo ascender y ser Campeón en la Liga de los ricos, la MX, pero antes de eso sueña con el ascenso porque eso les dará la oportunidad de ver en su tierra, en su estadio, a equipos como Chivas, Tigres, América, que por razones económicas solo pueden ver por televisión. Eso para ellos es primordial. 

Con el ascenso, podrán comprobar que sus héroes son de carne y hueso, los podrán ver en vivo y en directo. Tan cerquita que hasta si corren con suerte podrán tomarse una foto. Ese aspecto quizá suene muy romántico, muy social, muy aspiracional pero como no hace sonar la caja registradora pues ¡vale mad…! ¡No sirve! No hay necesidad de fomentarlo.  Vaya teoría de marketing.

Los ‘sabios’ están encab… diría Bonilla, con ese discurso elegante y educado que lo caracteriza. La razón NO es que los inconformes la hagan mucho de ‘ped…’ por una simple idea, que está solo en el papel como argumento de ‘Doña Fede’. Los ‘sabios’ están enojados porque NO pudieron madrugarlos como sucedió con la certificación de estadios que se aprobó ‘fast track’. Los sabios están enfurecidos porque los ‘cacharon’ por la filtración, por los reclamos. Si hubiera sido por Ares de Parga, la decisión del NO descenso hubiera estado firmada y aprobada por los dueños ricos desde hace 15 días.

Hace meses ‘Bonilla y su pandilla’ se sacaron de la manga el requisito de que los estadios de la Liga de ascenso debían tener una capacidad mínima de 20 mil lugares para poder ascender: ¡vaya estupidez y desconocimiento! El Mónaco, Campeón de la liga francesa, por encima del PSG de Neymar puede competir para jugar la Champions, pero en México y con Bonilla NI siquiera tendría derecho a ascender. Su estadio, Louis II, tiene capacidad para apenas 18 mil 523 lugares. Aquí NO ascendería. En Francia ha sido campeón 8 veces.

Si Bonilla fuera el presidente de la Serie A de Italia, que casi tiene la ‘mismita’ calidad que la Liga MX, jamás hubieran jugado en el Máximo Circuito -por su aforo- equipos como: SPAL 2013: 12 mil 348; Cagliari: 16 mil 233 (hace 5 años su aforo era de cinco mil); Crotone: 16 mil 640 (cuando ascendió tenía 9 mil 964); Benevento 17 mil 544; Empoli: 16 mil 800; Frosinone: 10 mil; Livorno: 19 mil 238.  Allá en esa ‘pin… liguita’ de la Serie A, si pueden jugar los jodidos; acá se pretendía NO ‘juntar’ a los ricos con los pobres durante cuatro años.

Cuando me contaron los argumentos de un tal Joe Miguel, que representó ayer al Tampico Madero justificando la decisión del NO ascenso y descenso comparando el modelo con la Liga Premier inglesa, casi me atraganto con el bocado de la risa.

Por principio de cuentas, se deben comparar peras con peras. Acá ganamos en pesos y allá con ‘miserables’ libras esterlinas. Sin duda la Liga Premier es espectacular, quizá la mejor del mundo en muchos aspectos, pero allá también conviven los ricos con los jodidos cada año. 

En la Premier, contra el Manchester City y compañía, compiten equipos como el Bournemouth, cuyo estadio tiene capacidad de solo 11 mil 700 espectadores, o el Watford con sus 19 mil 920 lugares. Si revisamos los descensos veremos, que, igual que sucede aquí en nuestra Liga y otras, es muy común que el equipo que descienda, descienda la temporada siguiente y ese carrusel se repite. A nadie extraña, a nadie incomoda, NO hablan de abolir descensos para mejorar su Liga. Allá permiten jugar a los ‘jodidos’ porque allá también hay equipos pobres, así cobren en libras esterlinas. Es parte del espíritu del juego.

Los ascensos y descensos en Inglaterra

Y si nos vamos a España, sucede lo mismo. Ahí ascienden por méritos DEPORTIVOS equipos muy pobres, muy lejos de la élite, que terminan regresando. El Eibar, con una capacidad en su estadio de solo siete mil 152 espectadores, pueden recibir ahí al Barcelona y al Real Madrid. El Córdoba, Elche, Almería y Getafe, NO precisamente es la élite del futbol mundial y suben y bajan sin problemas.

Y NO empecemos con que la Liga MX es más equilibrada porque puede ganarla cualquiera. En parte es cierto, pero por las sorpresas que se dan en una Liguilla NO por un equilibrio futbolístico real. En una tabla general, serían casi también los mismos siempre.

La idea del descenso, la idea de Guzmán está prácticamente abortada o al menos pospuesta. Es un año electoral y todos los votos cuentan. Los políticos creen que el futbol da votos, por eso los teléfonos de los gobernadores de Chiapas, Oaxaca, Tamaulipas y Zacatecas han insistido en llamar con los jerarcas de ‘Doña Tele’ para pedir amnistía a esa idea tan absurda del NO descenso. Han invertido mucho dinero en remodelar los estadios como para que los manden al demonio.

¿Para qué serviría un equipo del ascenso SIN ascenso? El gasto de operación, incluido nóminas y viajes de un equipo modesto como Potros de la UAEM, llega a los 35 millones anuales. Uno como Atlante, por los viajes en avión se eleva hasta los 70 millones; por ahí Tapachula un poco más y Dorados de Sinaloa.

Según los números de ese brillante estudio del NO descenso, se establece que los últimos tres en porcentaje NO descenderán, pero deberán pagar 120 millones el último lugar; 80 el penúltimo y 40 el antepenúltimo, según lo consignó en primera instancia Andre Marín.  En total, 240 millones de pesos que serían repartidos no como se planeó inicialmente sino de la siguiente manera; 80 millones al Campeón del ‘ascenso sin ascenso’ y 40 al subcampeón. Los 120 millones que quedan, se los darán al líder general de la Liga MX. ¿NO le pierden?

Es decir, SI te esfuerzas todo el año en la Liga del ‘ascenso sin ascenso’ y eres Campeón de los dos torneos ganaras además, de un lindo trofeo, 80 millones de pesos; es decir, que habrás salido ‘tablas’ y recuperarás TODO lo que gastaste en sueldos y viajes todo el año. Mientras el subcampeón, con sus 40 millones, solo habrá perdido la mitad. ¡Increíble propuesta! ¡Vaya que son espléndidos! 

En estas condiciones está en riesgo el empleo de cientos de futbolistas. ¿Por qué pagar sueldos de 100 y 200 mil pesos en una Liga de ascenso sin ascenso, si pagando 10 o 20 mil puedo ser Campeón y me pagarán igual? ¿Para qué meterle dinero bueno al malo? ¿Qué diferencia hay entre eso y una Liga del llano de mi localidad?

‘Doña Fede’ jamás pensó que hubiera unión y menos una rebelión. Al menos 10 equipos están más unidos que nunca y van a proteger sus inversiones. Ahora NO se quedarán de brazos cruzados, ya han consultado especialistas españoles en el TAS, quienes les aseguran que las posibilidades de ganar este caso, si este fuera desechado por ‘Doña Fede’ y después por FIFA, son mayores al 90 por ciento.

Ayer tuve la oportunidad de charlar con un especialista que está de visita en la Ciudad de México y me ha dicho lo mismo: no se puede aplicar de manera indiscriminada y unilateral un reglamento a medio torneo. La FIFA lo impide en sus estatutos respecto a la integridad deportiva en el artículo 9, entre muchos otros.

El artículo 9 en los estatutos de la FIFA

“NO hay manera. Sería una locura, porque si la FMF perdiera ante el TAS, tendría que indemnizar a los demandantes no sólo pagando el costo real de la franquicia, sino todo lo que invirtieron en temporadas anteriores que pudieran comprobar. Sería un riesgo económico brutal para la FMF. No hay un sólo argumento sólido para evitar el descenso a medio torneo. La pobreza de un club NO es motivo: ve los equipos de la Liga de España, de Bélgica, etc.”, me dijo convencido el abogado español Alonso León, del prestigiado despacho ‘Crespo y Asociados’ que le llevó el caso a Neymar y lo ganó.

Por todo lo anterior, por el tono de las declaraciones del Comité, de la Federación utilizando la coartada de que era solo una idea, la presión mediática, la unión de los clubes, de los jugadores, me hacen pensar que al menos se postergará esta decisión.

Salvar a los equipos de ‘Doña Tele’ no es una idea nueva. En septiembre pasado publiqué una columna que titulé: ‘Se solicita prestanombres para un amigo’, donde expliqué las razones de la no certificación de estadio que serviría para protección de algunos equipos de ‘Doña Azteca’.*

En diciembre pasado, el periodista Pepe Hanan de Puebla, publicó en ese sentido la idea que se tenía de anular el descenso, que tituló: ‘Propuesta indecorosa’. Hay que recordar que el equipo de La Franja es ‘administrado’ por TV Azteca. Tanto lo que planteó Hanan como un servidor, en diferentes tiempos, se confirmó semanas despué . NO era una simple idea.

¿Que hay muchísimas qué mejorar?, ¡por supuesto!, pero este NO es el camino. Finalmente podría concluir diciendo que la justificación de ‘Doña Fede’ y los autores intelectuales de la idea, es idéntica a la que las parejas tienen cuando los cachan en alguna movida: ‘lo niegan todo y se hacen los dignos’.  Por cierto, feliz día de San Valentín.

“Quienes creen que el dinero lo hace todo. Terminan haciendo todo por dinero” Voltaire  

Enlace original http://www.record.com.mx/columnistas-ignacio-suarez/los-sabios-de-la-liga-del-no-descenso

Temas Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *